09h46

Vidas transformadas

Instituto Derecho y Ciudadanía (IDC), fomentado por la Fundación Odebrecht, llegó a la marca de 300 mil atendimientos prestados a las comunidades del Bajo Sur de Bahía

Compartir
Tamaño del texto

En busca de orientación para resolver un problema que hace mucho la tenía inquieta, Veranisse de Oliveira, vecina del municipio de Presidente Tancredo Neves (PTN), se dirigió al Instituto Derecho y Ciudadanía (IDC).

Separada hace dos años del padre de sus siete hijos, el ama de casa mantenía sola a la familia. Con el propósito de resolver la situación, el equipo del IDC sugirió el proceso de Mediación de Conflictos, que por intermedio del diálogo pretende encontrar la mejor solución para los involucrados. “Después de la conciliación, mejoró todo. Ya no tengo problemas con el padre de mis hijos. Estoy recibiendo la pensión en el plazo acordado. Me arrepiento de no haber contactado antes al IDC”, cuenta Veranisse.

La busca de apoyo en el Instituto  se le ocurrió a la hija Jeane de Oliveira, ex alumna de la Casa Familiar Rural de PTN - unidad de enseñanza que al igual que el IDC, está vinculada al Programa de Desarrollo Integrado y Sustentable del Mosaico de Áreas de Protección Ambiental del Bajo Sur de Bahía (PDIS), instituido por la Fundación Odebrecht.

Cuenta Jeane que el acuerdo fue firmado en una audiencia en la sede del IDC. “Mi madre necesitaba ese apoyo y todo se resolvió en una conversación. Y han mejorado las relaciones entre nuestra familia”, asegura la joven, que está trabajando en el área administrativa de la Asociación Guardiana del Área de Protección Ambiental del Pratigí (Agir), institución que integra el PDIS, y es Presidenta de la Comunidad de los Graduados - iniciativa que reúne a los ex alumnos de las unidades de enseñanza para dar continuidad a la formación.

A principios del 2011, el IDC rebasó la marca de 300 mil atendimientos prestados a las comunidades del Bajo Sur de Bahía. “ha sido una gran conquista de la ciudadanía y resultado de la credibilidad y confianza que ha adquirido la institución”, observa Maria Celeste Pereira, Directora Ejecutiva del Instituto. Ella destaca el esfuerzo de los socios para la práctica de la Gobernanza Participativa. “Contamos con el primero, el segundo y el tercer sectores actuando con integración y sinergia para promover la inclusión social”.

El IDC contribuye desde el 2004 para el desarrollo de la vida ciudadana por intermedio de la toma de conciencia y de la diseminación de la democracia participativa por medio de la estructuración y el fortalecimiento de las organizaciones sociales. Promueve la atención jurídica, apoya mediación de conflictos, realiza capacitaciones de los Consejos Tutelares y de los Derechos del Niño y del Adolescente y se ocupa de la emisión civil básica gratuita - uno de los servicios que benefició a la familia de Veranisse. “Saqué todos los documentos de mis hijos, inclusive mi identidad”, destaca Veranisse.

La población del Bajo Sur tiene acceso a los servicios que ofrece el Instituto entres mostradores de Derechos localizados en los municipios de Nilo Peçanha, Presidente Tancredo Neves. En Camamú, en el 2010, el Programa Mostrador de Justicia y Ciudadanía llegó a las unidades de Presidente Tancredo Neves y Nilo Peçanha por medio de una sociedad firmada con el Tribunal de Justicia de Bahía. “Con eso, los acuerdos establecidos serán homologados por una jueza”, observa Maria Celeste. “Estamos contribuyendo para la reducción de la demanda judicial y la pacificación social”, afirma.

Veranisse está satisfecha con la actuación del IDC. “Estamos en casa. No tenemos que pagar pasaje para ir a otra ciudad. Me cambió la vida”.

Recibe nuestras noticias:
Solo ingresa tu nombre y mejor correo electrónico!
2018 - 2019. Fundação Odebrecht. Todos los derechos reservados.
Producido por: Click Interativo | Agencia Digital