08h47

Garantía de credibilidad en el Bajo Sur de Bahía

Unidad de Beneficiamiento de Pescado de Coopecon conquista certificación del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento

Compartir
Tamaño del texto

El Ministerio de Pesca y Acuicultura (MBA) divulgó, en agosto de 2013, que el brasileño está consumiendo cerca de 9 kilos de pescado por año. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), lo recomendable es 12 kilos por persona. Por eso, el MPB incentiva la producción nacional y espera que, en 2030, Brasil se convierta en uno de los mayores productores del mundo, con 20 millones de toneladas de pescado por año.

La Cooperativa de los Acuicultores de Aguas Continentales (Coopecon) busca insertarse en ese escenario y contribuir para ampliar la cantidad de proteína blanca disponible para la población. En agosto de este año, su Unidad de Beneficiamiento de Pescado (UBP) fue certificada por el Servicio de Inspección Federal (SIF) del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA). Los cultivos de sus 53 asociados podrán beneficiarse y convertirse en filet por la UBP, lo que agrega valor al producto y permite mayor retorno de ingreso a los acuicultores del Bajo Sur de Bahía.

Josedilson Daltro, fiscal Federal Agropecuario del MAPA, subraya la importancia de esta conquista. “Sin el SIF, la comercialización del producto de origen animal está prohibida. Además, esa certificación permite la venta interestadual e internacional. Para que una industria ingrese en ese selecto grupo, es necesario atender a diversos prerrequisitos”, señala. En Bahía, apenas 11 fábricas de ese segmento están autorizadas por el MAPA para distribuir la producción. “Además del filet, la industria posibilita la fabricación de aceite, pulpa de carne y harina de pescado. De esa forma, el cooperativista puede ampliar aún más su ingreso”, afirma José Raimundo de Oliveira, cooperativista y presidente del Consejo Deliberativo de la Cooperativa.

Las actividades de la Unidad de Beneficiamiento de Coopecon, con capacidad para procesar siete toneladas por día, serán acompañadas por un fiscal federal agropecuario o agente de inspección vinculado al MAPA. “La calidad del pescado precisa ser de excelencia. Si tiene el sello del SIF es porque cumple con los más elevados estándares exigidos por el Ministerio”, subraya Dimitrius Carvalho, líder industrial de Coopecon, cooperativa que integra el Programa de Desarrollo y Crecimiento Integrado con Sostenibilidad del Mosaico de Áreas de Protección Ambiental del Bajo Sur de Bahía (PDCIS), fomentado por la Fundación Odebrecht y socios públicos y privados.

Según Daltro, el MAPA actuará en colaboración, en la permanente búsqueda de proporcionar al consumidor una proteína blanca de calidad confiable. “Solo cabe felicitar por esta iniciativa de dotar a Bahía con una planta de procesamiento de pescado de porte internacional y promover la inclusión de agricultores en el Bajo Sur”, dice.

Recibe nuestras noticias:
¡Solo ingresa tu nombre y mejor correo electrónico!
2018 - 2019. Fundação Odebrecht. Todos los derechos reservados.
Producido por: Click Interativo | Agencia Digital