14h37

Alumnos de las Casas Familiares participan de capacitación sobre Liderazgo Sostenible

Ricardo Voltolini discutió nuevas formas de liderazgo con estudiantes de las Casas Familiares

Compartir
Tamaño del texto
Llovía mucho en Presidente Tancredo Neves. Pero, en la mañana del 11 de abril, el tiempo nublado no fue un obstáculo para los casi cien estudiantes que cursan el tercer año en las tres Casas Familiares apoyadas por la Fundación Odebrecht que se trasladaron hasta esta ciudad para participar del Programa de Desarrollo de Jóvenes Líderes con Ricardo Voltolini, director-presidente de Idea Sostenible, una consultora en Sostenibilidad Empresarial, y aprender más sobre algo tan directamente relacionado con sus rutinas: el papel de un líder sostenible en la comunidad del entorno.
 
Estudiantes participaron en dinámicas y rondas de charlas durante el día
Fue con esa misión que los grupos de la Casa Familiar Rural de Presidente Tancredo Neves (CFR-PTN), de la Casa Familiar Agroflorestal (Cfaf) de Nilo Peçanha, y de la Casa Familiar Rural de Igrapiúna (CFR-I), apoyadas por la Fundación por intermedio del Programa de Desarrollo y Crecimiento Integrado con Sostenibilidad (PDCIS), se reunieron en la sede de CFR-PTN para un día de actividades del “Líder Generación P (de Propósito)”, creado por Voltolini y acción integrante de la Plataforma Liderazgo Sostenible.
 
La capacitación fue una nueva oportunidad de formación para los adolescentes del Bajo Sur. “Cada uno de ustedes es una potencialidad”, comentó Cristiane Nascimento, responsable del PDCIS, en la apertura del evento. “Siendo así, nada mejor que trabajar aún con más intensidad con los líderes que aquí se encuentran. Existe toda una comunidad que lo anhela y está ávida de aprender en conjunto”.
 
Acompañado de la consultora especializada en gestión ambiental Andrée Ridder, Voltolini se refirió a algunas de sus experiencias personales y profesionales para mostrar a los jóvenes cómo la presencia de un líder sostenible es un factor determinante para hacer la diferencia en los espacios, aún más en un contexto en el que se lucha por el uso racional de los recursos nacionales y el crecimiento planificado de individuos y empresas.
 
Entre dinámicas, actividades lúdicas y casos, Voltolini y Andrée establecieron un diálogo con el público a partir de las cinco competencias de un Joven Líder Sostenible: vivir los valores; ser en sí mismo el cambio; saber escuchar, involucrarse, dialogar; practicar la interdependencia; e innovar para la sostenibilidad.
 
“Es muy emotivo estar en un lugar exitoso”, puntualizó Andrée, que realizó en marzo la primera ronda del Líder Generación P (de Propósito) en el Bajo Sur de Bahía con los alumnos de segundo año de las mismas tres Casas Familiares. “Ponerse en el lugar del otro es muy importante para el desarrollo de un liderazgo. La sostenibilidad pide eso: trabajar con la óptica de la cooperación. Como líderes, no hacemos nada solos”.
 
Inspiración
 
La propuesta del evento fue trabajar con los jóvenes sobre la noción de que es posible ser un agente transformador teniendo en cuenta la importancia de establecer una relación sostenible con el medioambiente y las personas. Para ello, Ricardo Voltolini destacó las creencias y valores necesarios a los líderes del siglo XXI, como honestidad, ética, respeto, altruismo y espíritu de servir.
Consultor habló a los estudiantes sobre la importancia de un liderazgo activo y sostenible​​​​​
 
“Querer más es fundamental porque das el primer paso y comienzas a caminar. Siempre hay que dar un paso adelante. De esa manera fortalecemos nuestro propósito. Quiero creer que, en este salón, 100% de ustedes serán líderes de ese tipo, que entregan resultados, pero también valores. Ese es el nuevo modelo mental”, dijo. “Líderes sostenibles innovan para traer valores a las comunidades”.
Durante el día, los alumnos mostraron la motivación de compartir los conocimientos adquiridos con las personas de su entorno, algo muy estimulado por la experiencia pedagógica de las Casas Familiares. “Debemos crecer con unión”, enfatizó Elton Santos, de CRF-PTN. Los propios estudiantes reforzaron ese papel en sus realidades. “Como agentes multiplicadores, no es suficiente que solo nosotros tengamos ese conocimiento. Es necesario practicar en nuestra comunidad”, señaló Ionei Silva, de CFR-I. “Hoy somos lo que precisamos mejorar mañana”, completó el joven.
 
“Cada vez más, los niños quieren un cupo en las Casas Familiares donde puedan construir el futuro en el presente”, subrayó Joana Almeida, Coordinadora Educacional de la Fundación Odebrecht. “Debemos recordar que tenemos educadores en este país que hacen que las cosas sucedan. Todos en pro de una educación de calidad”.
 
Poco después de las 18 horas, anocheciendo, el Líder Generación P (de Propósito) llegó al final con la promesa de estimular a los adolescentes del Bajo Sur en el último año de formación en su trayectoria futura. “La experiencia de hoy fue muy importante”, opinó Camila Souza, alumna de Cfaf. “Nosotros tenemos nuestros sueños, pero tenemos temor de que podamos concretarlos. Esta formación nos mostró que tenemos esa posibilidad. Tenemos que ir más allá”.
 

 

Newsletter
Recibe nuestras noticias:
¡Solo ingresa tu nombre y mejor correo electrónico!
preload
2018 - 2020. Fundação Odebrecht. Todos los derechos reservados.
Producido por: Click Interativo | Agencia Digital