09h25

Actuación ética y transparente en evidencia

En las instituciones apoyadas por el PDCIS, diálogos y prácticas sobre ética, integridad y transparencia son rutinariamente vivenciados

Compartir
Tamaño del texto
En las instituciones sociales apoyadas por la Fundación Odebrecht, trabajar con temas como ética, integridad y transparencia no es novedad y ha estado cada vez más en evidencia. En las Casas Familiares Rurales, por ejemplo, hablar sobre ética es más que discutir, en clase, obras y conceptos formulados por Sócrates o Kant. “Es en el día a día”, afirma Ionei Silva, alumno do tercer año de la Casa Familiar Rural de Igrapiúna (CFR-I). “Aquí, vivimos el tema en forma permanente”.
 
Ionei es uno de los más de 300 estudiantes que, actualmente, forman parte de alumnado de las tres escuelas técnicas rurales apoyadas por la Fundación por medio del Programa de Desarrollo y Crecimiento Integrado con Sostenibilidad (PDCIS) en el Bajo Sur de Bahía: Casa Familiar Agroflorestal (Cfaf), Casa Familiar Rural de Presidente Tancredo Neves (CFR-PTN), además de la propia CFR-I.
 
El trabajo con ese enfoque no es de ahora. “Esas son prácticas ya adoptadas. En el PDCIS, el tema siempre fue una prioridad”, explica Thiago Maciel, responsable de las Alianzas Sociales en la Fundación Odebrecht. Ahora, en respuesta a la demanda de la sociedad brasileña que acompaña más de cerca el uso de recursos, principalmente públicos, el tema se presenta todavía con más fuerza.
 
Compromiso de todos
 
“Poner el tema en evidencia fortalece las acciones ya practicadas y formalizadas en cada código de conducta de las propias instituciones. Lo que estamos haciendo ahora es un alineamiento conceptual que busca reforzar el papel de cada uno en promover un ambiente donde las relaciones se basan en los principios éticos, en el compromiso con la transparencia y en la actuación íntegra”, explica Maciel.
 
En las Casas Familiares, por ejemplo, disciplinas como Sociología, Filosofía, ética y Ciudadanía facilitan que los alumnos debatan directamente sobre la importancia de una actuación clara y transparente. A ello se suman documentos institucionales adoptados por cada Casa como Estatuto Social, Reglamentación Escolar, Código de Conducta y Reglamentación de Compras y Contrataciones.
 
Prestadores de servicio también han participado de seminarios y workshops para debatir el tema
Según Maciel, lo que se potenció en el PDCIS es “la sinergia entre prácticas y discursos que están de acuerdo con los principios y exigencias de conformidad, para certificarnos de que todo se está haciendo de forma correcta”. Además se agrega la preocupación de difundir esas nociones a las comunidades en las que las organizaciones apoyadas están insertas.
 
Para ello, se están realizando en el Bajo Sur de Bahía acciones multiplicadoras que establecen un diálogo sobre principios, formas íntegras de actuación, legislación y gobernanza. En abril, equipos de la Fundación Odebrecht se reunieron con los liderazgos de las instituciones apoyadas justamente para presentar un workshop sobre el tema y mostrar la importancia de estar de acuerdo con los estándares de conformidad. Desde entonces, eso ha sido replicado para grupos de padres de alumnos, proveedores y funcionarios, por ejemplo, como forma de intercambiar experiencias y brindar una capacitación que refuerza el compromiso de las instituciones con inversores sociales, poder público y sociedad.
 
Diálogo constante
 
“La ética supera el ámbito escolar. La vivencia de los alumnos incluye esos principios en el día a día”, comenta Lázaro Rodrigues, asesor pedagógico de Cfaf. “Eso lo trabajamos en la escuela. Y los chicos llevan el tema a sus comunidades por medio de esas acciones multiplicadoras”. Quionei Araújo, Director de CFR-PTN, completa: “Eso ya formaba parte de la rutina de los estudiantes y ahora esos procedimientos se formalizaron”.
 
En la Organización de Conservación de la Tierra (OCT) y en la Cooperativa de Productores Rurales de Presidente Tancredo Neves (Coopatan), instituciones que también forman parte del PDCIS, la máxima es la misma: se busca un relacionamiento coheso, ético y claro con agricultores, comerciantes y prestadores de servicio. De acuerdo con Eduardo Mamédio, Coordinador de Proyectos en OCT, los productores del Bajo Sur también han tenido buena receptividad al trabajo con el tema. “Toda la región ha ganado con la divulgación de los temas de ética, integridad y transparencia y las acciones multiplicadoras que componen los diálogos entre individuos”.
Newsletter
Recibe nuestras noticias:
¡Solo ingresa tu nombre y mejor correo electrónico!
preload
2018 - 2020. Fundação Odebrecht. Todos los derechos reservados.
Producido por: Click Interativo | Agencia Digital