09h34

Jóvenes protagonistas

Al frente de asociaciones en sus comunidades, alumnos y egresados de las Casas Familiares hablan del trabajo que han desempeñado

Compartir
Tamaño del texto

Compartir conocimientos. A partir de esa lógica, en las Casas Familiares Rurales, instituciones de enseñanza apoyadas por la Fundación Odebrecht a partir del Programa de Desarrollo y Crecimiento Integrado con Sostenibilidad (PDCIS), jóvenes son estimulados a estrechar vínculos con sus comunidades. Por medio de Acciones Multiplicadoras, llevan los aprendizajes adquiridos en las escuelas a un número cada vez mayor de personas, estimulando el crecimiento de la región de Bajo Sur de Bahia. Y, para algunos, esa fue la puerta de entrada para una actuación aún más protagonista por el diálogo con las asociaciones comunitarias de las localidades en las cuales viven.

“Mi trabajo en la asociación empezó después de ingresar a la Casa Familiar Rural, el 2014. Al ingresar, nosotros jóvenes, pasamos a ser vistos como un ejemplo”, contó Alisson dos Santos Costa, 20. Ex-alumno de la Casa Familiar Rural de Presidente Tancredo Neves (CFR-PTN), él se unió a la Asociación de Agricultores de la Comunidad de Bom Jesus do Putumuju (Abonje), del municipio de Teolândia (BA), cuando todavía era estudiante. Desde esa fecha, su papel fue tan activo que, el 2016, los miembros se movilizaron y lo eligieron presidente.

En 2016, el ex-alumno de la CFR-PTN fue elegido presidente de la asociación de su comunidad
“Empecé a conocer nuevas técnicas y prácticas agrícolas, aprendiendo en la escuela y aplicándolas en la región”, recordó él, que fue alumno de CFR-PTN entre 2014 y 2016. “Me fue gustando contribuir para la realización de las personas. Cuando llegué al tercer año, me di cuenta que podría hacer más”. Con aproximadamente 50 asociados, los principales intereses de Abonje giran alrededor de mejorar la calidad de vida de la región, infraestructura y renta de los productores rurales. “Estamos ahora con un proyecto de agricultura, en conjunto con el Gobierno de Bahia, para la crianza de gallina de campo y recibimos 20 instalaciones”, explicó el joven.
 
Cambiando vidas
 
Ivanete dos Santos Palma, 23, ex-alumna de la Casa Familiar Rural de Igrapiúna (CFR-I), siguió por un camino semejante. Después de ingresar a la institución de enseñanza, el 2013, decidió formar parte de la Asociación de los Pequeños Productores Rurales de Capoeira, en el municipio de Ituberá (BA). “Siempre tuve el deseo de involucrarme con acciones dirigidas al lado social, pero no sabía por dónde empezar”, dijo. Por ese deseo de hacer “algo diferente” por el lugar donde vive, recibió el incentivo de los monitores de CFR-I. “Ahí surgió la idea de desarrollar proyectos en la región”, contó. Dentro de la asociación, ha trabajado con acciones de reforestación e implantación de huertos escolares (“para garantizar una mejor alimentación a los niños”, explicó). En el futuro, desea implantar en la comunidad espacios como sala de cine y biblioteca.
 
Fue en CFR-I que Ivanete descubrió un camino para ayudar su comunidad
Reinaldo Santana dos Santos, 17, todavía está en la escuela. Alumno del 2º año de la Casa Familiar Agroforestal (Cfaf), vive en la rutina el incentivo a la participación comprometida en su comunidad. Actualmente, participa de la Asociación para Pequeños Productores de Beira Rio, del municipio de Nilo Peçanha (BA). La institución inició sus actividades en 1998 y permaneció en funcionamiento hasta el 2013, cuando terminó sus trabajos. Desde esa fecha, según el estudiante, los avances y beneficios conquistados por la asociación se fueron reduciendo de a poco.
 
Este año, los residentes decidieron movilizarse nuevamente y, con ellos, Reinaldo decidió participar. “Vi que la asociación era importante para la población. Quiero que la región se desarrolle aún más, que vengan nuevos conocimientos para los productores. Sin el apoyo general de una asociación, la comunidad no avanza”, enfatizó. Actualmente, el mayor desafío de la institución es regularizarse y conseguir más asociados. Reinaldo, sin embargo, se presenta confiado: “intento ayudar mi comunidad de la forma que he aprendido en la Casa Familiar”.
A los 17 años, Reinaldo se dio cuenta del papel que tiene una asociación en la conquista de mejoras para su región
Newsletter
Recibe nuestras noticias:
¡Solo ingresa tu nombre y mejor correo electrónico!
preload
2018 - 2020. Fundação Odebrecht. Todos los derechos reservados.
Producido por: Click Interativo | Agencia Digital