10h00

Beneficiarias son las maestras de ceremonia de la Reunión Anual Odebrecht

Carolaine Sena y Gabriela Rocha salieron del Bajo Sur de Bahía con una misión especial: ser maestras de ceremonia de la Reunión Anual de Odebrecht

Compartir
Tamaño del texto

Carolaine Sena y Gabriela Rocha tienen solo 19 y 16 años, respectivamente. Las jóvenes son estudiantes de cursos técnicos integrados a la enseñanza media ofrecidos por las Casas Familiares, escuelas colaboradoras de la Fundación Odebrecht en la realización de su Programa Social, PDCIS. Este año, ellas salieron del Bajo Sur de Bahía con una misión especial: ser maestras de ceremonia de la Reunión Anual de Odebrecht, evento tradicional que reunió a 150 líderes de todos los Negocios, el viernes pasado, día 13, en São Paulo.

Con el tema “Oportunidades, movilización y resultado”, la Reunión Anual de este año invitó a los participantes a reflexionar sobre el momento y las oportunidades que le permitirán al Grupo Odebrecht volver a crecer.

Esta es la primera vez que jóvenes del Bajo Sur de Bahía fueron invitados para ser protagonistas del encuentro. La invitación reforzó el papel de la Fundación Odebrecht dentro del Grupo y la relevancia de su actuación en busca de una sociedad con igualdad de oportunidades para todos.

Gabriela y Carolaine, alunãs de el Bajo Sur

Conozca la historia de las jóvenes

Gabriela vive en Piraí do Norte, una región de zona rural que contrasta una rica biodiversidad con bajos Índices de Desarrollo Humano y de escolaridad. Ella está en el tercer año de la Casa Familiar Agroforestal con sede en Nilo Peçanha (BA). Junto con su familia posee negocios de apicultura, plátano y cacao.

“Estudiar en la Casa Familiar me abrió nuevas perspectivas. Adquirí conocimiento y evolucioné como persona y ciudadana. Hoy tengo convicción de que puedo hacer mucha diferencia en la comunidad donde vivo, ayudando a mi familia y a muchas otras a fortalecer la agricultura familiar y aumentar la consciencia ambiental”, explica Gabriela.

Carolaine es de la ciudad de Camamu, una región también muy carente en Bahía. Ella se graduó el sábado pasado, día 14, en la Casa Familiar de Igrapiúna, que, así como la escuela de Gabriela, también es apoyada por la Fundación Odebrecht. El mayor sueño de la joven es ser una gran productora de chocolates para agregarle valor al cacao, que es un producto muy importante en su región.

“Hoy sé que puedo ser empresaria y continuar en el campo con calidad de vida”, comparte Carolaine.

Esta no es la primera vez que las dos jóvenes discursan para un grupo grande de personas.  Las dos, así como los demás estudiantes de las Casas Familiares, son formadas para tener participación activa en sus comunidades, diseminando los conocimientos construidos en la escuela para otros agricultores que muchas veces no tuvieron acceso a una educación de calidad. Por eso, ellas ya actuaron en seminarios y charlas, principalmente cuando los asuntos son ciudadanía, agricultura y sostenibilidad.

En el 2019, más de 13 mil personas en 270 comunidades fueron beneficiadas directa e indirectamente por PDCIS, el Programa Social de la Fundación Odebrecht. Así como Gabriela y Carolaine, más de 1.200 jóvenes se graduaron o están en formación en las Casas Familiares desde el 2006.

De la izquierda para derecha: Daniel Villar (Odebrecht S.A.), Fabio Wanderley (Fundación), Carolaine Sena, Rita Cardoso (Cfaf), Cristiane Nascimento (Fundación), Gabriela Rocha y Luciano Guidolin (Odebrecht S.A.) 

 

Newsletter
Recibe nuestras noticias:
¡Solo ingresa tu nombre y mejor correo electrónico!
preload
2018 - 2020. Fundação Odebrecht. Todos los derechos reservados.
Producido por: Click Interativo | Agencia Digital